domingo, 27 de septiembre de 2009

Por fin justicia para las víctimas del Agente Naranja

El 18 de mayo de 2009, el tribunal concluyó que el daño causado por el uso del Agente Naranja por parte del ejército estadounidense contra el ambiente y el pueblo en Vietnam durante la guerra (1961 – 1971) es muy grave y severo. El Gobierno estadounidense y las compañías químicas deben compensar a estas víctimas y sus familias.

Además de la compensación humana, las compañías químicas estadounidenses tienen que asumir la responsabilidad de la eliminación de los efectos nocivos del AN/dioxina en el ecosistema de Vietnam, especialmente en las zonas candentes con alta concentración de dioxina, como la región central y la Altiplanicie Central (Tay Nguyen), que continúan afectando la vida de la población en estas regiones.
El tribunal emitió un veredicto final, con la conclusión de que el Gobierno estadounidense y las compañías químicas eran conscientes del hecho de que la dioxina es una de las sustancias químicas más peligrosas para el hombre, capaz de causar severas consecuencias, prolongadas no solo para humanos y el ambiente, sino también para la economía.

¿Qué es el agente naranja?

El Agente Naranja es una mezcla de dos herbicidas hormonales: el 2,4-D y el 2,4,5-T. Por cuestiones de negligencia y prisa por su utilización, durante la Guerra de Vietnam, fue producido con una purificación inadecuada, presentando contenidos elevados de un subproducto cancerígeno de la síntesis del 2,4,5-T: la dioxina tetraclorodibenzodioxina

El agente naranja (A.N), llamado así por el color de las etiquetas con el que se marcaban las bombonas que lo contenían, fue concebido como herbicida allá por los años 40, sin embargo, no empezó a utilizarse con fines militares hasta los sesenta. Este herbicida se mostró especialmente efectivo en la destrucción de vegetación de hojas anchas, tales como las típicas junglas que se dan en el Sureste Asiático. De ahí su uso durante la guerra de Vietnam.


Agente naranja en la Guerra de Vietnam


Los militares estadounidenses se dieron cuenta de que estaban perdiendo la guerra que libraban contra los vietnamitas y una de las razones era la tupida selva del país. No se les ocurrió otra barbaridad que fumigar vastas extensiones con un mezcla de herbicidas llamado agente naranja, de esta manera, que el Viet Cong ya no podría esconderse en el espesor de la selva.




En Vietnam, entre 1962 y 1971 se rociaron unos 80 millones de litros de A.N. equivalentes a 400 kilos de Dioxina. Alrededor de 24.000 km cuadrados de superficie del país fueron devastados (aproximadamente el 12% de la superficie de Vietnam). Entre 2.500.000 y 4.800.000 personas fueron expuestas al agente naranja. También se roció a arrozales y zonas de cultivo condenando a hambre a miles de vietnamitas.

El gobierno estadounidense y las compañías químicas sabían que cuando el agente naranja se produce rápidamente a altas temperaturas puede contener grandes cantidades de dioxina. A pesar de ello, las compañías químicas siguieron produciéndolo de esa manera. El gobierno estadounidense y las compañías químicas también sabían que el Estudio Bionetics, encargado por el gobierno en 1963, demostraba que incluso niveles bajos de dioxina producían importantes deformidades en fetos de laboratorios animales. Pero eliminaron el estudio y siguieron rociando Vietnam con agente naranja. Hasta que en 1969 se filtró el estudio no se dejó de rociar con agente naranja.

Consecuencias devastadoras

Los vietnamitas que fueron expuestos a este producto químico han padecido cánceres, daños hepáticos, enfermedades pulmonares y cardíacas, defectos en la capacidad reproductiva y enfermedades de la piel y nerviosas. Los hijos y nietos de las personas que estuvieron expuestas han padecido graves deformaciones físicas, desordenes físicos y mentales, y se ha acortado su esperanza de vida. Los bosques y selvas en partes enormes del sur de Vietnam han sido devastados y arrasados. Puede que nunca vuelvan a crecer y si lo hacen, costará entre 50 y 200 años regenerarse. Los animales que habitaban los bosques y selvas se han extinguido, lo que ha perjudicado a las comunidades que vivían de ellos. En algunas zonas también han sido contaminados los ríos y aguas subterráneas. La erosión y la desertización cambiarán el medio ambiente, lo que contribuirá al calentamiento del planeta y al desplazamiento de los cultivos y de la vida animal.

Injusticia

Unos veteranos estadounidenses de la Guerra de Vietnam, también afectados por el Agente Naranja, consiguieron en 1984 indemnizaciones por valor de 93m$. Tras años de litigio sin poder demostrar la culpabilidad del gobierno estadounidense y las empresas químicas, los afectados vietnamitas han tardado más de 30 años en conseguirlo.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Cine vietnamita en Venecia


El largometraje vietnamita Choi voi (A la deriva), del cineasta Bui Thac Chuyen, ganó un premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci), otorgado paralelamente al 66 Festival de Cine de Venecia, Italia.

La cinta se convirtió en la triunfadora de las secciones Horizontes y Semana de la Crítica. De una duración de 110 minutos, Choi voi relata la vida de una pareja recién casada, sus deseos y contradicciones, y también aborda el tema de la homosexualidad.


La película reúne estrellas del cine vietnamita como la artista del pueblo Nhu Quynh, la actriz francesa de origen vietnamita, Pham Linh Dan, el actor estadounidense-vietnamita Johnny Tri Nguyen y la joven Hai Yen, conocida internacionalmente por su actuación en la cinta El americano impasible.


Estos premios colaterales otorgados por diversas asociaciones, tiene como objetivo promover el llamado séptimo arte y estimular a los directores jóvenes.


Choi Voi participará en los Festivales de Cine de Toronto, Vancouver y Londres y será estrenada en Viet Nam a fines de este año.


De izquierda a derecha: Bui Thac Chuyen, Do Hai Yen, Pham Linh Dan y el Embajador vietnamita de Italia.

Como pequeña anécdota, Venecia es una ciudad muy cara y el equipo tuvo que recortar algunos gastos (un café cuesta unos 350.000 dong). Por otro lado, según el director ¿Cómo se puede competir con los grandes? Oliver Stone llevó al presidente de Venezuela para promocionar su película. Y es que los grandes capitalistas dominan los grandes festivales de cine: traen equipos de organizadores profesionales a Venecia para anunciar sus películas. Ellos por lo pronto cogen la lección, "tenemos que adquirir experiencia en conferencias prensa, reunión con los medios, atrayendo audiencias y otros aspectos"

Esperaremos para ver la película, en Vietnam se estrenará a finales de año.

domingo, 20 de septiembre de 2009

¡ Adios al pelo !


La chica H'Mong se quitó el pañuelo de la cabeza y se sentó en la hierba en la orilla del río. El cabello le caía hasta la cintura. El comprador de pelo comenzó su trabajo con frialdad. Alrededor de diez minutos más tarde, completó su trabajo.

Compradores de pelo inducen a las jóvenes de Kim Trang, mercado en distrito de Quan Ba, la provincia montañosa septentrional de Ha Giang a que vendan su preciada cabellera. El precio depende de la longitud. El pelo más caro es de 600.000 dong. Con lo que se gana vendiendo el pelo puede sobrevivir una familia durante un mes.





Pero, ¿A dónde va el pelo? Pues los compradores de pelo lo venden a comerciantes en Hanoi que a su vez lo venden a fábricas de pelo artificial o a China.

El cabello vendible debe tener al menos 20 cm de largo y 20 cm de cabello puede costar unos VND50, 000 ($ 3). El pelo más largo es mejor sobretodo si es de buena calidad. Un tael de cabello (100g) tiene un precio de VND200, 000 12,5 dólares). "Rara vez se compra pelo de más de 1 tael” dice un comprador de pelo.

¿Cuánto cuesta el DONG?