domingo, 16 de marzo de 2008

Las temidas entrevistas de idoneidad

Todavía no tenemos la resolución de la Comunidad de Madrid para conseguir nuestro certificado de idoneidad aunque ya hemos pasado las entrevistas con el psicólogo y trabajador social. Hemos tenido una valoración positiva a pesar de que hubo momentos bajos, de inseguridad y de incertidumbre. Tras revisar algunos blogs de familias adoptantes en Vietnam veo que algunos no han pasado las temidas entrevistas con los profesionales. Desde mi humilde experiencia me gustaría dar unos pequeños consejos:

- Ante todo ser sinceros y mostrar que deseáis colaborar en lo que te proponen

- Tranquilidad y tener las ideas claras ayudan mucho

- Contestar simplemente a lo que te preguntan. A veces cometemos el error de que al intentar contestar una pregunta nos vamos por los “Cerros de Úbeda” y terminamos contando nuestra vida. A veces los datos extras son innecesarios.

- Continuando el apartado anterior no dar demasiadas explicaciones o datos de una pregunta. Ejemplo, si te preguntan por tu vida laboral tienes que ir a lo más importante, hay que evitar todos los trabajos temporales que hiciste en tu juventud porque podría parecer que no has tenido estabilidad laboral.

- El 90% de las preguntas del trabajador social y del psicólogo coinciden así que las respuestas deberían coincidir.

- Que los dos miembros de la pareja tengan claro que desean ser padres adoptivos por vía internacional y todo lo que ello conlleva: adaptación del menor, nuestra adaptación a el, los posibles rechazos, el racismo. “LA ADOPCION ES COSA DE DOS”. Hay que mostrar madurez y coherencia en las respuestas que presentan los profesionales en torno al futuro hijo: educación, valores a transmitir, forma de proceder si se presentaran problemas etc…

- Y sobre todo lo que hay que tener en cuenta es que en este proceso lo más importante es “EL BIENESTAR DEL NIÑO”

No hay que dar la imagen de familia perfecta. NO EXISTE. Somos personas que deseamos ser padres, que somos conscientes de los problemas y alegrías que tendremos con nuestros hijos adoptivos y que no tendremos ningún problema en acudir a pedir ayuda en caso de necesitarla. Porque creedme, creo que la vamos a necesitar….

Hay que evitar idealizar cómo será nuestro pequeño y evitar tener grandes expectativas de el. Como todo hijo, biológico o no, son personas individuales que tienen sus diferencias y su propia personalidad. Aceptándoles tal y como son, acompañándoles, asesorándoles y apoyándoles durante su desarrollo como personas, ayudará a nuestra vinculación familiar aprendiendo unos de otros.

0 comentarios:

¿Cuánto cuesta el DONG?