jueves, 26 de junio de 2008

No duerme desde hace 35 años

No duerme desde 1973. Un hecho remarcable para este hombre en perfecto estado de salud. Trabaja día y noche en sus tierras donde ha vuelto a dar vida a un bosque desnudo. Thái Ngoc, de 64 años, es originario de la provincia de Quang Nam (Centro)

Este caso, a pesar de no ser el único en el mundo hace que tenga un especial interés debido a que resulta imposible creer que existan personas en este mundo que se resistan al fuerte poder del sueño. Mientras el resto de los mortales nos rendimos, muy a nuestro pesar, y cerramos nuestros queridos ojos, Thái Ngoc no duerme desde hace 35 años.

En varias ocasiones hay equipos que se han instalado en casa del Sr. Ngoc durante 3 ó 5 días para comprobar su insomnio, incluso filman todos sus movimientos a través de cámaras instaladas por todos los rincones de su casa, patio y granja. Su actividad laboral consiste en cortar el arroz, cultivar patatas, quemar madera, … y en el tiempo que deja los trabajos agrícolas, practica la cestería. En pocas palabras, trabaja de noche y de día.

Algunos expertos en medicina han invitado al Sr. Ngoc a ir al extranjero para ser tratado contra el insomnio a lo que el responde “yo iré si mi insomnio me provocara enfermedades que no puedan ser curadas en mi país. A pesar de mi insomnio siempre he gozado de buena salud, con una productividad de trabajo doblada. ¿Por qué habría de partir? Mirad esta granja de 8 hectáreas verde y frondosa…! Estaba desierta antes de que yo me ocupara de ella”

El Sr. Ngoc ha dividido su granja en varios sectores, cada uno reservado a una cultura diferente y adaptada a las condiciones del suelo. Numerosos son los árboles frutales y otros son especies del bosque para preservar las variedades de maderas en vías de desaparición. Cuando las noches son oscuras, enciende un fuego y una lámpara de aceite que ha fabricado el mismo.

Cerca de su granja y desde hace 30 años vive una pareja octogenaria. Cuando termina su trabajo, el Sr. Ngoc visita a estas personas ancianas, les ayuda no solamente en su vida cotidiana sino también en sus trabajos. Vigila el arroz y las plantas para que no sean comidas por los jabalíes.

¿Durará este insomnio toda la vida?, nadie sabe. Pero una cosa si es cierta, ha dado la vida a ese bosque asolado por la guerra….

2 comentarios:

Prognatis dijo...

La noticia es fantástica. Pobre hombre, toda la vida sin dormir.

Y^en dijo...

Dormir es un placer, pero ¿os imagináis tener tiempo para hacer todas aquellas cosas que habitualmente no os da tiempo? siempre estoy pensando en el tiempo..querría hacer un montón de cosas a lo largo del día pero no llego. La verdad es que ésto sería una solución pero si pensamos en el fondo de la historia ¿os imagináis esas largas noches solitarias mientras todo el mundo duerme?

Y^en
VIETNAM, UNIDOS PARA SIEMPRE

¿Cuánto cuesta el DONG?