domingo, 18 de enero de 2009

26 de enero: El nuevo año Tet (I)

Lo que para el mundo occidental el final de año se celebra el 31 de diciembre, para algunos países asiáticos como China, Japón, Corea y Vietnam, este se celebra según el calendario lunar y para el pueblo vietnamita se denomina el Tet.

El Tet Nguyen Dan (Festival de la Primera Mañana de Año) es la fiesta más importante y el inicio del año lunar. El Tet encarna todo el espectro de la mitología vietnamita y de los posibles lugares que uno ocupa dentro de la familia, entre sus antepasados y en el orden de universo.

Constituye una fiesta con más de cuatro mil años de historia y se celebra para dar fin aun año y esperar otro. Estos festejos duran varios días, incluso hasta una semana. No corresponden a una fecha fija ya que como se ha dicho antes corresponde con el calendario lunar.

Inicios de la celebración

Las celebraciones se comienzan a preparar desde una o dos semanas antes. Las calles en las ciudades se llenan de personas y los mercados se abarrotan de productos. El pueblo vietnamita compran adornos para sus hogares y nuevas ropas para la ocasión. No puede faltar un arbolito de mandarina o una ramita de melocotón florecida porque según su creencia mientras más frutas y flores se tengan, mayor alegría y felicidad habrá en el hogar.

3 días de celebración
Durante el primer día, cada familia pone un altar en la pared, en el que se coloca una estatua pequeña de Buda, las fitografías de los ancestros, un jarroncito de inciensos, una botella de vino, una copa de agua y un plato de cualquier comida especial. Todo eso significa el respeto que dedican a sus antepasados y una vía de comunicación de este mundo con otro espiritual. El altar se considera el lugar más sagrado y respetuoso en la casa y representa la pureza, la ética suprema del Budismo, protegiéndoles de los pecados.

En un segundo día la familia crece porque los estudiantes visitan a sus profesores para brindar por todas las cosas buenas que ellos les han dado a lo largo de todo el curso.

Finalmente, el último día se visita a los vecinos y amigos más allegados de las familias. Una de las familias constituye el punto de encuentro de todos para cocinar y compartir durante la noche. Este día es además, el último encuentro con los antepasados, porque espiritualmente estos se van y regresan el próximo año.
En el campo un especial sentido

Van al campo y en un surco con un arado limpian la tierra de la maleza, piden suerte y prosperidades para las próximas cosechas.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Leemos en los foros que se han producido nuevas asignaciones,¡qué alegría! si es que este nuevo Tet nos va a traer mucha suerte.Felicidades por tu magnífico blog. Nosotros, también en la espera,hemos empezado a realizar uno. Te añadiremos como compañero de viaje. Un saludo. M.Carmen-J.Carlos

¿Cuánto cuesta el DONG?